Restauración impulsó reforma legal para que las personas
puedan acceder a los recursos de su pensión complementaria

Mediante el expediente N° 21.309, Ley para asegurar el acceso de las personas a los recursos de su pensión complementaria, Restauración Nacional logró a principios de octubre de 2020 la aprobación de una reforma legal que dio un rostro más humano al Régimen de Pensiones Complementarias Obligatorias (ROP).

 

Ese sistema nació en el 2001 y casi dos décadas después presentaba serios problemas que afectaban a las personas: los montos entregados mensualmente a los pensionados por su pensión complementaria eran muy poco significativos, la edad para calcularlos era 115 años y la fórmula aplicada por la Superintendencia de Pensiones permitía que los pensionados de lujo sí pudieran retirar el 100% de sus recursos mientras el resto de la gente no.

 

El proceso de reforma no fue fácil: en más de año y medio que duró la tramitación del proyecto, se tuvo que enfrentar una fuerte oposición de la Superintendencia de Pensiones, las Operadoras de Pensiones y el Gobierno, quienes no permitían cambios para que los costarricenses pudiesen tener un mejor complemento tras su jubilación.

 

Sin embargo, a través de la negociación con diferentes fracciones, las operadoras y la SUPEN se logró encontrar la viabilidad al texto y aunque varió sustancialmente respecto a la propuesta original que era entregar el 100% de los recursos a las personas una vez que se pensionaran la versión que finalmente se aprobó trajo justicia a los costarricenses.

 

Uno de los principales logros fue definir la edad base para el cálculo de la pensión complementaria en 85 años, en lugar de los 115 años que se usaban originalmente. Esto permitirá que las cuotas mensuales que reciban las personas pensionadas sean sustancialmente mayores.

 

Otro cambio importante está en el establecimiento de un mecanismo que posibilitará a más de 7.000 pensionados retirar la totalidad de su fondo del ROP en dos años y medio. Gracias a esto, hicimos justicia a muchas personas para que puedan disfrutar del dinero que acumularon a lo largo de años de trabajo a fin de que paguen deudas, inviertan en emprendimientos o lo utilicen como mejor les plazca.

 

Adicionalmente logramos darle una solución a más de 33.600 familias cuyo afiliado al ROP había fallecido sin dejar beneficiarios. Esto hacía que cónyuges e hijos tuvieran que recurrir a un proceso judicial sucesorio, que era largo, tedioso y muy caro, lo que a la postre les representaba un verdadero impedimento para acceder a esos dineros. Con la reforma, estos familiares ahora podrán obtener los recursos a través de un proceso más ágil y gratuito.

 

También se clarificó el tema de los beneficiarios ante la muerte de la persona afiliada al ROP, de forma tal que a partir de ahora los recursos acumulados se entregarán primeramente a los familiares establecidos como beneficiarios del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte; segundo, a los beneficiarios señalados en el contrato con la operadora de pensiones y, en caso de ausencia, a los familiares que tuvieran derecho, pero sin necesidad de que estos vayan a un proceso sucesorio sino que utilicen el mecanismo expedito que se creó.

 

Restauración Nacional celebra la aprobación de esta ley que, sin duda, mejorará la vida de miles de pensionados y de miles de personas que se pensionarán en el futuro. Creemos que se ha hecho un poco de justicia y se ha dado un rostro social a un régimen de pensiones complementarias que se había olvidado del ser humano. Sabemos que aún falta mucho por hacer, que todavía hay margen para nuevas reformas, para asegurar la posibilidad de que las personas puedan disfrutar de los recursos que han acumulado durante toda su vida y de ofrecerles mejores opciones para que salgan adelante y ese es precisamente nuestro compromiso: seguir luchando por mejorar las condiciones de vida de la gente.

Direcciones

Restauración Nacional

Derechos reservados